La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama) en coordinación con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, divulgó su informe anual 2014 sobre la protección de civiles en los conflictos armados.

El reporte señala que la guerra de Afganistán, durante el año pasado, registró un total de diez mil 548 víctimas entre la población civil contabilizando muertos y heridos, lo que significa el mayor número registrado en un solo año desde 2009.

De acuerdo al diario abc.es, la cifra, que aumenta  22%, supone un nuevo récord después de los ocho mil 637 contabilizados en 2013 y los siete mil 590 de 2012.

De ese total, las víctimas mortales en 2014 ascienden a tres mil 699, 25% más que en 2013.

Según el sitio oficial de Unama, el informe encontró que las muertes y lesiones de civiles en las operaciones en tierra aumentaron 54%  siendo está la causa principal de las bajas donde también han muerto mujeres y niños afganos.

El aumento de víctimas se debió principalmente a que las partes en conflicto utilizan muchas armas explosivas, tales como morteros, cohetes y granadas, a veces de manera indiscriminada, en zonas pobladas por civiles con consecuencias devastadoras para la población.

Checa la fotogalería para conocer un poco más sobre la guerra en Afganistán.