Este fin de semana durante una marcha por la paz en el centro de Ankara, Turquía, ocurrió un de los peores atentado terroristas que ha sufrido ese país.

Al menos 128 de los manifestantes perdieron la vida en el bombardeo ocurrido el sábado 10 de octubre. Los participantes se congregaban para participar en una manifestación por la paz entre el Estado turco y el grupo militante kurdo PKK, de acuerdo con el medio local “Middle East Eye”.

Al menos 50 sospechosos vinculados con ISIS fueron detenidos por las autoridades turcas, luego de múltiples redadas antiterrorismo en el país, informó el periódico turco “Hurriyet Daily News”.

Por otra parte el medio alemán "Deutsche Welle" confirmó que la canciller alemana, Angela Merkel, planea viajar el próximo domingo a Turquía, para discutir temas de seguridad y sobre el conflicto en Siria.

Hasta el momento no se tiene claro quién es el autor del atentado, anque el gobierno de Ankara sospecha que podría haberse tratado de Estado Islámico.