El Papa Francisco inició el domingo en Ecuador la segunda peregrinación por América Latina y su noveno viaje internacional, que también lo llevará a Bolivia y Paraguay.

Después de dos años, el Papa argentino regresó a su "querida" cuna sudamericana con un aclamado mensaje de "justicia social" para los pobres, en la más extensa de sus giras que durará ocho días.

Te compartimos algunas frases claves que el Sumo Pontífice ha dicho durante su viaje.

AFP

Foto:

1. "Doy gracias a Dios por haberme permitido volver a América Latina".

2. "Podemos encontrar en el evangelio las claves que nos permitan afrontar los desafíos actuales, valorando las diferencias, fomentando el diálogo y la participación sin exclusiones, para que los logros en progreso y desarrollo que se están consiguiendo garanticen un futuro mejor para todos".

3. "Debemos tener la necesidad de luchar por la inclusión a todos los niveles, evitando egoísmos, promoviendo la comunicación y el diálogo, incentivando la colaboración".

4. "Trabajar para conseguir la paz que es algo artesanal y es impensable que brille la unidad si la mundanidad espiritual nos hace estar en guerra entre nosotros, en una búsqueda estéril de poder, prestigio, placer o seguridad económica".

AFP

Foto:

5. "Evangelizar es atraer con nuestro testimonio a los alejados y a los más indefensos, que no pierden su dignidad a pesar de los golpes de todos los días".

6. "La unidad nos aleja de la tentación de propuestas más cercanas a dictaduras, ideologías o sectarismos".

7. "Qué lindo sería que todos puedan admirar cómo nos cuidamos unos a otros. Cómo mutuamente nos damos aliento y cómo nos acompañamos".

8. "Quiero ser testigo de esta alegría del evangelio y llevarles la ternura y la caricia de Dios, nuestro Padre, especialmente a sus hijos más necesitados, a los ancianos, a los enfermos, a los encarcelados, a los pobres, a los que son víctimas de esta cultura del descarte".

AFP

Foto:

9. "Las tensiones entre los países o los grupos sociales son manifestación de ese difuso individualismo que nos separa y nos enfrenta, son manifestación de la herida del pecado en el corazón de las personas cuyas consecuencias sufre también la sociedad".

10. "Debemos prestar una especial atención en nuestros hermanos más frágiles y en las minorías más vulnerables, que son la deuda que todavía América Latina tiene".

AFP

Foto: