Este fin de semana el Departamento de Salud confirmó tres casos de malaria en Puerto Rico. Los infectados son turistas que viajaron a República Dominicana.

Según la agencia gubernamental, un total de cinco personas –entre las edades de 17 a 19 años– presentaron síntomas relacionados a la enfermedad parasitaria.

Dichos inidicos se presentaron en los jóvenes en la semana del 5 al 11 de julio.

Según la Organización Mundial de la salud (OMS), si la malaria o paludismo no se atiende a tiempo, "puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales".

Parte del tratamiento requiere hospitalización y  "cuidados médicos, entre ellos líquidos intravenosos (IV) y otros medicamentos, al igual que asistencia respiratoria", de acuerdo a la enciclopedia médica "Medline Plus".

El Informe Mundial Sobre el Paludismo 2014 de la OMS reveló que cerca de la mitad de la población del mundo está en riesgo de contraer este padecimiento.

"Se calcula que en el mundo hay tres mil 300 millones de personas en 97 países y territorios que corren el riesgo de padecer el paludismo, y que para mil 200 millones ese riesgo es elevado", detalla el reporte.