Estar mal vestidos para la ubicación o mirar constantemente al piso podrían ser algunos de los comportamientos que los oficiales de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) consideran "peligrosos" al momento de seleccionar a quien podría ser un terrorista de quién no.

Y es que de acuerdo a un documento dado a conocer por el sitio estadounidense The Intercept, este documento supuestamente filtrado de la TSA muestra una serie de comportamientos en los que los oficiales ponen atención para definir a un posible terrorista, los cuales son:

  • Bostezar de manera exagerada
  • Quejarse excesivamente sobre el proceso de escaneo
  • Carraspear  excesivamente
  • Tener los ojos fijos y ampliamente abiertos
  • Estar mal vestido para la ubicación
  • Silbar cuando el oficial se acerca para el proceso de escaneo
  • Estar mirando hacia abajo constantemente
  • Tener gestos exagerados o repetitivos de aseo
  • Tener la cara pálida por haberse afeitado recientemente la barba
  • Frotarse o retorcerse las manos constantemente

De acuerdo a The Intercept, un vocero de la TSA declinó confirmar o rechazar esta lista de características. "La detección del comportamiento es solo uno de los elementos en los que la TSA pone su esfuerzo para mitigar las amenazas contra el público que viaja".

En la galería podrán encontrar algunos de los objetos más peligrosos e inusuales decomisados por la TSA en aeropuertos de Estados Unidos