El programa español "El Hormiguero" se dio a la tarea de   reunir a algunas mujeres con el amor de sus vidas. A ellos no les informaron a quién encontrarían.

Con los ojos vendados los pusieron frente a frente y al mismo tiempo les quitaron las vendas para volver a ver, por unos segundos, a aquellas personas que marcaron sus vidas.

La mayoría tenía otra pareja, algunos incluso ya estaban casados; sin embargo, todos con lágrimas en los ojos se abrazaron y recordaron el sentimiento que los unió.

Ante el impacto de volverse a ver y después de una breve charla algunos decidieron que no era posible retomar la relación; otros coincidieron en que el amor que sentían seguía vivo como el primer día, pero no podían estar juntos debido a sus respectivas parejas.