En la Antigüedad, e incluso hasta la época de nuestras abuelas, la comida servía para hacer maquillaje. Las griegas y romanas se maquillaban con azafrán y habas y nuestras antepasadas con cera de abejas. Hasta que vino la química y la industria cosmética hizo que dejásemos de usar lo que comemos para pintarnos.

Esto no se aplica para el caso de la "vlogger" xxmakeupiscoolxx -quien ha mostrado en un video que ya lleva más de 100 mil visitas- una manera de ahorrar dinero al usar galletas Óreo para fabricar rímmel. Con agua, base para ojos y galletas molidas fabrica su propio cosmético. Y aunque las pestañas le quedan grumosas, parece que el truco le funciona.

En la galería pueden ver el paso a paso de la fabricación de rímmel con galletas. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".