La pequeña Louise nació con albinismo y logró ver a su mamá por primera vez gracias a unas gafas especiales.

Esta bebé albina tenía una deficiencia visual que le había impedido reconocer con nitidez su entorno.

La reacción de Louise al ver a su progenitora emocionó tanto que miles de cibernautas la compartieron a través de las redes sociales.

Ahora, la pequeña tiene el mundo ante sus ojos y, lo más importante, puede experimentar el amor maternal con sus cinco sentidos.

El video titulado "Viendo a mamá por primera vez" superó el millón de reproducciones en menos de una semana.