La sensación de la película erótica más esperada de todos los tiempos ha "seducido" incluso a la muñeca de juguete, Barbie.

Pero en esta ocasión, la famosa muñeca invierte el papel y es ella quien seduce a Ken. Además, Barbie es la dueña de la habitación erótica con juegos sexuales y sadomasoquistas.