Por el tráfico. Por la lluvia. Por el mismo tonto del trabajo que les hace la vida imposible. Por tener trabajo. Por no tenerlo. Por ser gordos. Por ser flacos. Y en un largo etcétera, se prueba que la gente siempre tendrá motivos para lamentarse. Así sean triviales. Y pensando en ello, Thierry Blancpain y Pieter Pelgrims decidieron crear un proyecto en el que la gente debía pasar un mes entero sin quejarse.

Se llama Complaint Restraint y se hizo en febrero (pero todavía pueden unirse). Los dos amigos han estado juntos por 10 años y desde hace 5 hicieron el ejercicio. Se sintieron más felices y repitieron el año siguiente. Para este año, lo abrieron al público. Llegaron 1750 solicitudes, reportó el periódico ABC de España.

Quejarse no es malo, aclaran, pero hay que dejar de hacerlo por las cosas que no importan. "¿No deberíamos ser felices si tenemos comida, familia y amigos?", se preguntan los creadores de esta iniciativa, quienes también afirman que por un lado la persona que lo practique tendrá una sensación de felicidad y también verá a sus conocidos cuando se quejan. "La idea es enfocar la energía en aspectos positivos".

En la galería verán pequeñas cosas que hacen a la gente feliz. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".