El "discurso privado" es algo que todos hacemos y muchos temen contar por miedo a que los llamen locos, pero hablar solo es algo positivo.

Según una investigación, las personas que hablan solas materializan lo que piensan, y esto les ayudará a lograr sus objetivos. 

Los psicólogos Daniel Swigley y Gary Lupya hicieron un experimento, el cual consistía en darle un objeto a 20 personas y luego tenían que encontrarlo en el supermercado.

Primero debieron buscarlo guardando silencio, después repitieron el nombre del objeto en voz alta. El resultado: Los sujetos encontraron el objeto con mayor facilidad cuando hablaban consigo mismos durante la búsqueda. Decir las cosas en voz alta, solidifica y hace “tangible” las ideas.