¡Qué la acción no termine!

 - Anticípate: Aunque cada encuentro es diferente, algunos pocos planificados. La experta recomienda adelantar los juegos sexuales, como mensajitos subidos de tono, caricias a escondidas, miradas ardientes, entre otros, la idea es iniciar la respuesta sexual humana con simples y juguetonas acciones. 

- Facilita la lubricación: Cuando el tiempo apremia y no hay juegos premios lo ideal es facilitar la penetración con lubricantes a base de agua. 

- Explota el juego: Para la experta estas experiencias breves pueden tener un “final feliz” sin llegar a la penetración. Otras prácticas y juegos pueden llevarlos más rápidos al clímax. 

- Extiende la experiencia: Si es el caso que uno de los debe “salir corriendo” no significa que el acto termine. Una llamadita y mensajitos íntimos pueden prologar más el deseo hasta el nuevo encuentro. 

Toda la energía sexual y la pasión de un encuentro íntimo se resume en una experiencia fugaz inigualable: los “rapiditos” o “quickies”.

Esta no solo es una práctica muy común entre las parejas, sino una excelente opción para aportar variedad y creatividad a la rutina íntima, según la experta en sexualidad, Alessandra Rampolla.

La especialista también comparte varios consejos para que esta experiencia sea tan fugaz como excitante.