Dean Wharmby tomó esteroides durante varios años y abusó de las bebidas energéticas. Los resultados fueron trágicos.

Dean consumía 8 bebidas energéticas al día y comenzó a experimentar problemas de salud. Posteriormente desarrolló tumores malignos en el hígado (cáncer), los cuales lo llevaron a la muerte el pasado mes de julio. 

Cabe señalar que este hombre de 39 años, también consumía esteroides anabólicos para aumentar su energía y músculos. Según la forense Lisa Hashmi, de Reino Unido, esta fue la causa directa que lo llevó a la muerte. 

En su investigación, Hashmi dijo que la muerte de Wharmby debe servir como un recordatorio a la gente del peligro de consumir esteroides, según informes del diario británico "Mail One".

En la galería de fotos podrán conocer a Dean y su impactante cambio.