Según estudio realizado por la Universidad de Adelaida en Australia, las madres obesas pueden transmitir al feto problemas celulares que causen el mismo problema.

"Las madres obesas 'transmiten' problemas metabólicos a sus bebés a través de los cambios mitocondriales de sus óvulos, los cuales,  ocurren mucho antes de que se realice la concepción", mencionó una de las principales investigadoras, Rebecca Robker.

El equipo de investigación encontró que la obesidad conduce a una respuesta de estrés particular que causa daño a las mitocondrias, que son las productoras de energía para las células vivas.

"Todas las mitocondrias en nuestros cuerpos vienen de nuestra madre", menciona Robker, por ello, si la información mitocondrial es dañada por factores externos como la obesidad, este mismo problema puede transmitirse a los hijos.

En la galería de fotos podrán conocer más datos del estudio.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.