Seguramente quien puso este cruel mensaje en el auto de Sarah Metcalfe no imaginó que ella realmente necesita usar el espacio reservado para discapacitados.

"Ser gorda y fea no cuenta como discapacidad (estaciónese en otro lado)", esto decía el desagradable mensaje para Metcalfe.

Lo que no sabía la persona que dejó la nota en el auto de esta mujer, es que Sara Metcalfe sufre fibromialgia, condición que causa un dolor intenso en todo el cuerpo.

La también madre de una adolescente de 13 años decidió usar el espacio para discapacitados porque el dolor no le permitiría caminar por mucho tiempo.

Sarah está dispuesta a conversar con el autor de este despectivo mensaje para explicarle respecto a las discapacidades "invisibles", se compartió en el diario británico "Daily Mail".

En la galería de fotos podrán conocer algunas discapacidades invisibles.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.