Escenario

“El acceso a la información y el contacto con otras culturas han influido en que esta generación no piense que su plan esencial sea el matrimonio”, explica Miriam Camas, socióloga de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales

Así son los solteros

- Los solteros consumen artículos y servicios más discrecionales: aparatos electrónicos, transporte, entretenimiento y ocio.

- Tienden a adquirir más comida congelada/preparada y comer fuera a menudo.

- Las mujeres solteras representan un potencial significativo para la industria de la belleza y el cuidado personal.

- Los solteros son menos ecológicos que los miembros de una familia por uso (o generación), per cápita:

- Los hijos únicos en ascenso trae como resultado una mayor demanda de viviendas más pequeñas.

En la actualidad

¿Cuál es el ADN del soltero moderno?

• Trabajo. Es laboralmente activo y quiere crecer profesionalmente.

• Economía. Tiene un presupuesto establecido y elabora planes de inversiones para el futuro.

• Social. Puede interactuar con comodidad en diferentes escenarios sociales.

• Pasatiempos. Son personas activas que emplean su tiempo en ellos mismos sin descuidar sus relaciones.

• Independencia. Disfrutan de su libertad y la comparten.

A pesar de que, según la Universidad de Cincinnati en un estudio que presentó en 2011, las personas casadas viven en promedio 20% más que las solteras, esto parece no desalentar a los millones de jóvenes y de adultos de ambos géneros, que han decidido llevar una vida diferente a la que dicta la sociedad convencional.

“La idea de la soltería que se maneja dentro de la sociedad es de aquella persona que no consiguió pareja, pero no se trata solo de eso”, comenta Miriam Camas, socióloga de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

Las personas tienden a ver su vida de una manera planificada, que se inicia desde temprana edad con el colegio, luego la universidad, elegir una pareja, después casarse y tener hijos. “Cuando esto no sucede de esta manera, la sociedad, que está acostumbrada a ver la vida organizada, estigmatiza y señala”, agrega Camas.

Estar soltero es más que no tener una pareja, es una adaptación de los modelos de vida y una respuesta a factores que implican una decisión personal, lo que conlleva romper otros estereotipos, como vivir por tu cuenta.

“Aunque las prioridades de una persona soltera se modifican, sigue siendo la misma, su centro no cambia. Pero sus acciones están enfocadas en buscar su comodidad”, afirma María José Díaz, psicóloga clínica.

El acceso a la información, el conocimiento de otras culturas y, en gran parte, el contexto económico propician que la generación actual de solteros no tenga como prioridad conformar una familia, más bien “vivir experiencias, independizarse, viajar, conocer más gente y estudiar se convierten en las nuevas metas”, declara Camas.