El 16 de marzo comenzó nuestro concurso Publimetro Super Chef, en donde invitamos a nuestros lectores a compartir sus mejores recetas y fotos de platos principales. Pueden subir sus fotografías a los sitios www.publimetrosuperchef.com y www.metrosuperchef.com hasta el 16 de abril.

El ganador mundial se escogerá vía votación popular y el premio consiste en ganar una aventura culinaria única en Lima, Perú.

Para que se motiven a participar en este concurso, en el siguiente articulo les presentamos las diferentes recetas que tienen algunos países latinoamericanos para cocinar la carne en un hoyo de tierra.

Según lo explica el chef y profesor Evyan Vega, del Colegio Superior de Gastronomía, este método consiste en cavar un hoyo en la tierra de aproximadamente 70 centímetros de diámetro por un metro de profundidad, para posteriormente ser cubierto con piedras, ladrillos o en algunos casos, cemento.

Después de que se tiene preparado el horno, se agregan los leños para encender el fuego y sobre éste se colocan hojas de plátano o pencas de maguey, que servirán como base para cocinar la carne y las verduras que la acompañen; aunque este método puede cambiar dependiendo de la región o país donde se prepare.

¿Cómo lo cocina la carne en un hoyo de tierra en Latinoamérica?

Curanto - Chile

Esta forma de cocinar bajo tierra surgió ante la necesidad de preparar alimentos en climas adversos y para aprovechar el calor existente bajo tierra.

De esta forma, en el hoyo se coloca una capa de piedras, una de brasas y una más de piedra sobre la que se ponen los alimentos envueltos en papel aluminio para conservar los jugos y se origine una mejor cocción. Finalmente se tapa con hojas de nalca, maquí o plantas de la región, así como con bolsas de arpillera, piedras y tierra. Dependiendo de la región donde se prepare, el curanto puede ser de carne de vaca, cordero, chivo, pollo o cerdo, además de productos del mar. Asimismo contiene otros ingredientes como papas, manzanas, zanahorias o berenjenas.

Barbacoa - México

En este país se le denomina “Barbacoa” y su ingrediente principal es la carne de un carnero. Una vez que se tiene listo el horno, se coloca una olla con agua, garbanzos, cebolla, zanahoria y papas. Sobre este se coloca la carne cortada en piezas, previamente condimentada con sal. Posteriormente se cubre el hoyo con más hojas de plátano y se deja cocinar por hasta 10 horas.

En México se acostumbra comer este platillo en el desayuno, en presentación de tacos duros o suaves; los primeros se acompañan de crema, queso y salsa picante, mientras que los segundos con solo con un poco de cilantro, cebolla y salsa.

Pachamanca - Perú.

Carne de vaca, pollo y cuy son las principales variedades con las que se prepara este platillo que para cocinarse debe cubrirse con hojas de plátano. Otros de sus ingredientes son comino, ají, pimientos, papas, camotes, yuca y choclo; todo cocinado de 40 a 90 minutos por el calor de piedras exquisitas precalentadas por la combustión de leños colocados en un hoyo de tierra.
La forma tradicional de servir la pachamanca es en una mesa grande o en el suelo, donde se extienden mantas para que los comensales puedan sentarse y cada quien puede servir lo que desee. La elaboración de este platillo también se considera un rito comunitario.

Pampaku - Bolivia

Conocido como “Pampaku”, los habitantes del valle cochababambino preparan este platillo con la carne de la res, el cordero, el cerdo, el pollo y en ocasiones del pato. Al igual que la barbacoa, la carne se cocina sobre una olla que incluye papa, camote y oca. Después de intercalar todos los ingredientes con algunas piedras calientes, se entierra todo por un par de horas.

Este platilo se acompañada de una ensalada de lechuga, un poco zanahoria y, cuando es temporada, choclo (elote)