Aunque no existen estudios suficientes que lo comprueben, algunos estudios con escáner han demostrado cuáles son las posiciones en las que se alcanza el útero, lo cual podría favorecer la concepción.

Mientras mayor penetración haya, más cerca se sitúa el esperma en la entrada del útero, recoge el sitio Baby Center.

Uno de los intentos por demostrar la efectividad de ciertas posturas sexuales utilizó un escáner para revelar qué pasa mientras una pareja tiene relaciones sexuales. Por medio de una resonancia magnética se logró comprobar que en dos posiciones el miembro masculino llega hasta la entrada del útero.

Las dos posiciones analizadas fueron la del misionero (ella acostada boca abajo y él arrodillado frente a ella) y el perrito (ella de rodillas y manos sobre la cama y el atrás).

Sin mayor evidencia

El estudio por imágenes realizado en 2002 no evidenció la efectividad de embarazos logrados, ni evaluó otras posturas, por lo que aún faltan investigaciones que puedan sustentar estas creencias.
En la galería encontrarás las posiciones que logran mayor penetración.