La nueva campaña del diseñador Alexander Wang ha revivido la polémica de las imágenes sexualizadas. En ellas se ve a una mujer con sus jeans abajo en clara posición de autocomplacerse.

Pero su idea no es ni remotamente novedosa: para finales de  los años 90, Tom Ford hacía lo propio con su marca y con Gucci, inaugurando la tendencia que dominó, durante buena parte de la década de 2000, el mundo de la moda: el "porno chic". Término originado desde la industria, que diseñadores como Ford popularizaron con sus anuncios de perfume y que editoras como Carine Rothfeld, quien en ese entonces era editora de Vogue Francia, popularizaron en sus editoriales.

Imágenes hipersexualizadas para vender productos, cuerpos parcialmente desnudos, imágenes provocadoras. Fotógrafos como Terry Richardson y Helmut Newton no se resistieron e hicieron fotos que claramente resumen la tendencia. El sexo como herramienta comercial.

Por esta razón, en esta galería encontrarán los anuncios más recordados. Hay un close-up sugestivo de las fotos y luego el anuncio en su totalidad. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".