Todos hemos sufrido un desamor y de seguro nos hemos preguntamos ¿por qué él o ella no sufre tanto como yo?

Está comprobado que las rupturas amorosas se experimentan de manera distinta entre hombres y mujeres.

Según publicó la revista "Muy Interesante", investigadores de la Universidad de Binghamnton y de la Universidad Colegio de Londres encuestaron a cinco mil 705 personas en 96 países para evaluar el dolor físico y emocional de una ruptura amorosa en una escala de uno (nada) a 10 (insoportable).

El resultado fue que las mujeres terminan más afectadas por los rompimientos. Ellas reportaron niveles más altos de dolor físico y emocional. Sin embargo se descubrió que las mujeres se recuperan más rápido y salen más fuertes emocionalmente, mientras que los hombres nunca se recuperan, simplemente siguen con su vida.

Según los científicos, estas diferencias se deben a la biología. Ellas tienen más que perder cuando se involucra con la persona incorrecta, ya que un corto encuentro romántico puede derivar en un embarazo, mientras que para un hombre no existen consecuencias terminado el encuentro.

Ellos pueden no sentir tanto dolor al principio, es probable que el hombre sienta la pérdida cuando se de cuenta que deberá comenzar a competir una vez más para reemplazar la pareja que ha perdido, o peor aún, se de cuenta que su pérdida es irremplazable.