Chanel

La protesta ha terminado; es el momento de sentarse a tomar un café. Karl Lagerfeld quizá pensó en traer el show de Chanel de las calles de París al intemporal Bistrot Gabrielle, con la inspiración masculina Baptiste Giabiconi como camarero. En su única aparición en las pasarelas esta temporada, Cara Delevingne lucía cejas sorprendentemente gruesas (incluso para ella), mientras que la colección tenía un fuerte tono de dama, con las clásicas sandalias Chanel negras y crema, exquisitos conjuntos de tweed, faldas de brocado y delicadas blusas . Siguiendo con el tema de restoranes, algunos modelos parecían elegantes "Garçons de Cafe" con camisas blancas y negras y corbatas de moño. El Kaiser nuevamente reinventó la chaqueta Chanel, con algunas versiones haciendo referencia al plisado origami visto en el último show de alta costura.

Balmain

Él todavía está en los veinte, pero el director creativo de Balmain, Olivier Rousteing, ha logrado inscribir a un ejército dedicado a su causa de la moda: la primera fila incluía a Kim y Kanye, mientras Kendall Jenner, Adriana Lima, Alessandra Ambrosio, Karlie Kloss y Jourdan Dunn se lucían en la pasarela. El diseñador francés presentó una colección inspirada en los años setenta, con estampados geométricos sobre conjuntos acampanados o ceñidos vestidos mini. Su look característico de líneas negras y rayas fueron vistos en trajes perfectamente adaptados, largos vestidos de diosa, así como algunos sexy conjuntos de encaje transparentes con sedas plisadas, dándole un toque de disco a unos masculinos pantalones anchos.

Dior

Temporada tras temporada, ya sea en la alta costura o en sus ofrendas de Prêt-à-porter, Raf Simons deja aún más en claro que su ojo minimalista era exactamente lo que necesitaba Dior para ser más relevante y moderno. El colorido jumpsuit al estilo David Bowie recordó a los asistentes del último show de alta costura, mientras que los abrigos largos, vestidos femeninos con estampados gráficos y botas de látex se mezclaron sorprendentemente bien para crear una colección muy usable.

Chloé

Chloé siempre ha sido una marca amada por la mujer parisina, pero su directora creativa, la británica Clare Waight Keller, ha hecho que sea más codiciable que nunca en tan sólo un par de temporadas. Con un perfecto equilibrio entre estilo boho y romanticismo urbano, la colección otoño / invierno tuvo un fuerte toque de los años setenta con largos abrigos bohemios, vestidos hippies y trajes masculinos cortados en pantalones anchos mezclados con cinturones delgados para darles un toque más femenino. Los abrigos manta, ya sea de punto con flecos o de patchwork, afirmaron que la tendencia de las capas está aquí para quedarse.

Saint Laurent

Con una puesta en escena que recordaba a un concierto de rock, Hedi Slimane hizo obvio que la mujer que tenía en mente para esta colección otoño / invierno era una estrella de punk rock. Modelos emulando a Blondie y Joan Jett desfilaban por la pasarela en abrigos de leopardo, ajustados vestidos de serraje de cuero y el clásico esmoquin Yves Saint Laurent.