Pintar como niños y dibujar es una excelente terapia contra el estrés y ansiedad.

Según especialistas, dicha actividad es relajante y nos recuerda los años tiernos y divertidos de la infancia.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de San Francisco, en Estados Unidos, asegura que hacer actividades recreativas fuera del ámbito laboral mejora el rendimiento.

Al respecto, en Australia, Jenny Keane, comentó en el sitio de noticias Sydney Morning que suele pintar con su esposo, ya que es una forma de relajarse y la prefieren en lugar de ir a beber con sus amigos.

“En la semana, algunas personas gustan de relajarse en los bares, mientras mi esposo y yo preferimos sentarnos juntos y simplemente pintar”, comentó.

No sé dibujar, pero me gusta usar mis manos para algo creativo. Algunas personas eligen el yoga o correr, pero para mí, pintar es lo que me da sensación de paz”, expuso Keane.

En la galería de fotos podrán conocer más información relevante de esta actividad que pareciera para niños, pero que realmente no lo es.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.