“Con un profundo pesar tenemos que informar que Peter Mills-Coles del grupo 3K falleció después de un lamentable accidente. Como se puede imaginar esto es una noticia trágica y nuestros corazones están con la familia de Peter.

"Peter es muy querido y siempre será recordado por todos sus amigos y todo el mundo en Summerwood. Él era un miembro popular de su clase y siempre será recordado por su sonrisa pícara. Lo extrañaremos mucho".

Mientras jugaba con sus amigos en la villa de Borehamwood, en Reino Unido, Peter Mills-Coles se cayó de su bicicleta quedando gravemente herido.

Un vecino que escuchó el golpe salió para ver qué había pasado y encontró a este pequeño de nueve años tirado sobre el pasto.

Según el sitio Mirror, las únicas palabras que logró pronunciar Peter fueron las que componen su nombre y: “No quiero una ambulancia, quiero a mi mamá".

Peter falleció de camino al hospital, debido a las hemorragias internas que provocó su caída. El agente de policía Robert Wagstaff explicó que la bicicleta del niño estaba un poco oxidada, pero los frenos, las ruedas y la dirección funcionaban a la perfección.

La escuela “Summerswood Primary School”, donde Peter cursaba el tercer grado de primaria, dedicó un sitio web a la memoria de su alumno con la sonrisa "pícara”.