La hermosa actriz Angelina Jolie sorprendió a todos en 2013 cuando anunció que le habían practicado una doble mastectomía, un procedimiento preventivo.

“Mis posibilidades de desarrollar cáncer de mama han pasado de ser del 87% a menos del 5%. Mis hijos ya no deben temer perderme por esa enfermedad”, fue la revelación de Jolie al periódico The New York Times.

Dos años después, la actriz de 41 años se sometió a una extracción de ovarios y de las trompas de Falopio, también su historial familiar relacionado al cáncer. El test que ella se realizó para detectar las mutaciones en los genes BRAC1 y BRAC2 tuvieron un auge representativo entre la población femenina en ese momento.

“En teoría, las palabras de Jolie habían servido para sensibilizar a la población”, describe la famosa revista, Muy interesante.

Según un estudio publicado en la revista digital BMJ, el “efecto Angelina Jolie” la cantidad de mujeres entre 18 y 64 años que se practicó dicha prueba tuvo un aumento relativo del 64%. Los test de genes pasaron de 7.71 por 100,000 a 1.13 durante las dos semanas anteriores al artículo del New York Times.

Sin embargo, el número de mastectomías preventivas no representó ningún ascenso. Según los investigadores, este tipo de “efectos” tiene un gran impacto en la opinión pública, pero no en la verdadera población de riesgo.

Lee también 

Revelan las primeras imágenes de Angelina Jolie tras su divorcio

FOTOS. La extrema delgadez de Angelina Jolie que alarmó a sus fans