Su nombre es Elin Rowlands y probó con un tratamiento contra el acné que casi le provoca la muerte a la edad de 15 años: perdió su cabello y actualmente es diabética. 

Elin perdió el 92% de su páncreas después de ingerir una dosis preescrita por su médico de Roaccutane, la cual fue aumentando a más del doble en dos meses según instrucciones de su doctor. 

La adolescente tuvo que ser intervenida quirúrgicamente en el Hospital de la Unversidad de Royal de Liverpool, pues desarrolló una necrósis –muerte del tejido– pancreática.

Necesitaba cuatro operaciones y pasó cinco meses internada antes de ser dada de alta, según informes del diario británico "Daily Mail".

En la galería de fotos podrán conocer más datos de esta historia.