Una investigación realizada por la Universidad de Leiden en Países Bajos dio a conocer que la exposición a luz artificial durante 24 horas por cinco semanas puede aumentar 50% de grasa.

La luz constante interrumpió el reloj biológico de varios ratones, ralentizando su quema de calorías.

La investigación también señaló que la exposición durante la noche con el uso de smartphones, o despertar durante la madrugada también puede alterar el reloj biológico y propiciar un aumento de peso.

La exposición a la luz en la noche está vinculada a una serie de males importantes, desde el cáncer hasta la depresión. Los expertos dicen que tenemos que aprender a amar la oscuridad.

En la galería de fotos más información.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.