Las parejas de casados o las que viven en unión libre nunca pensaron que esto ocurriría con el sexo una vez que se fueran a vivir juntos.

Las relaciones cambian y es una realidad que reconocen las parejas, para algunas se convierte en una rutina, a otras les asombra que se vuelva tan diferente, pero que también ocurran sucesos inesperados y felices que nunca pensaron.

La revista web "Entre mujeres" entrevistó a varias parejas sobre lo que había cambiado en sus relaciones sexuales una vez que ya viven juntos, estos son los resultados.

1. Es menos frecuente

Según los entrevistados, los horarios del trabajo a veces no coinciden y en ocasiones no existe ese esfuerzo extra que hacían por verse como cuando eran novios. Sin embargo, disfrutan más de simplemente dormir juntos.

2. Más creatividad

Ellos explicaron que una de las grandes ventajas del matrimonio es que se llega a conocer más a la pareja, por lo que se establece mayor confianza y hay menos pudor para experimentar nuevos movimientos. Si algo no resulta, hay tiempo para hablarlo y probar algo distinto.

3. Calendarizar 

Hay parejas que suelen calendarizar el sexo, y no es que tomen una agenda y lo programen, pero tienen a hacerse una rutina como los sábados después de la fiesta, los domingos en la mañana, el miércoles al regresar del cine.

4. Menos anticonceptivos

“No es que queramos tener hijos, pero no nos preocupa si llegan”, dijo uno de los entrevistados. Al tener una pareja estable, la mujer puede usar anticonceptivos de larga duración u olvidarse de ellos por si ya están en espera de un bebé. 

5. Es saludable

El sexo ya no es solo pasional y recreativo, sino que también se tiene para sentirse bien, a veces ayuda a mejorar los problemas tras una pelea, o simplemente para dormir mejor.

6. Tienes un cómplice constante

Habrán muchas ocasiones en las que uno de los dos no quiera tener relaciones sexuales, pero es más fácil convencer a quien tienes a tu lado, a quien amas, que te gusta, que a quien está durmiendo en su casa.

7. Es más barato

"Ya no es necesario armar un plan para cenar, ir a un hotel, darse una escapada de fin de semana. Ahora solo hay que acordarlo en casa y listo", aseguraron las parejas.

8. Serán interrumpidos

"Esto es en especial para lo que ya tienen hijos pequeños a los que tienen que atender y, ni modo, es imperativo suspender la pasión", mencióno una de las mujeres casadas.

9. Habrá más tiempo para el pre y el post

Al ser un matrimonio sin hijos, existe más tiempo para el previo y el post del acto sexual, ya no existe la prisa por llegar a casa de los padres, o que se termine el tiempo en el cuarto de hotel, nada, son solo él y ella disfrutando de su amor.