Los bebés de 0 a 2 años no deben tener ningún contacto con esta tecnología.

De 3 a 5 años restringirlos a una hora por día

De 6 a 18 años a 2 horas por día.

Estas son algunas de las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría y aclaran que "los niños y jóvenes usan 4-5 veces más estos aparatos que la cantidad recomendada, con consecuencias graves y que con frecuencia amenazan su salud y su vida".

¿Qué te parece?

Los motivos de la prohibición basadas en estudios:

1. El rápido crecimiento del cerebro. Entre 0 y 2 años, los cerebros se triplican en tamaño en el niño. La estimulación del desarrollo cerebral causada por la exposición excesiva a las tecnologías (teléfonos celulares , internet, iPads , TV), se ha demostrado que se asocia con la función ejecutiva y simultáneamente con déficit de atención y retrasos cognitivos.

2. Retraso en desarrollo. El uso de estas tecnologías restringe el movimiento, lo cual puede resultar en retraso en el desarrollo. Uno de cada tres niños ahora entran a la escuela con retrasos de desarrollo, afectando negativamente la alfabetización y el rendimiento en el aprendizaje.

3. Obesidad. La TV y los video-juegos se correlacionan con el aumento de la obesidad. Los niños a quienes se permiten dispositivos en sus dormitorios tienen 30 % más de incidencia de la obesidad.

4. Trastornos de sueño. El 60 % de los padres no supervisa el uso de la tecnología de sus hijos, y al 75 % de los niños se les permite la tecnología en sus habitaciones.

5. Afecciones mentales. El uso excesivo de tecnología digital está implicado como un factor causal en el aumento de las tasas de depresión infantil, ansiedad, trastornos de vinculación, déficit de atención, autismo, trastorno bipolar, psicosis y comportamiento del niño problemático.

6. Agresión. Contenidos de los medios violentos pueden causar agresión infantil. Los niños pequeños están cada vez más expuestos a la creciente incidencia de la violencia física y sexual en los medios de comunicación actual.

7. Demencia digital. Contenidos de los medios de comunicación de alta velocidad pueden contribuir a déficit de atención, así como la disminución de la concentración y de memoria , debido a la poda de pistas neuronales de la corteza frontal cerebral.

8. Adicciones. Los padres atribuyen cada vez más a la tecnología, el aislamiento de sus hijos. Por su parte ante la falta de apego de los padres, los niños se unen a los dispositivos, lo que puede resultar en la adicción.

9. Emisión de radiación y cáncer. Ya en 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó los teléfonos celulares (y otros dispositivos inalámbricos) como un riesgo de categoría 2B (posible carcinógeno), debido a la emisión de radiación.

10. Insostenible. Las formas en que los niños son criados y educados con la tecnología ya no son sostenibles. Los niños son nuestro futuro, pero no hay un futuro para los niños que abusan de la tecnología.

Lee también: