"Mis clientes más importantes son los cientos de miles de personas “normales” que hacen Boot Camp, que se adhieren al método y logran fabulosos resultados. ¡Esa parte de mi trabajo es mucho más gratificante!"


"Ni siquiera necesito trabajar, realmente lo hago por pasión por el bienestar", comienza Valérie Orsoni. La entrenadora de celebridades de San Francisco está lanzando un nuevo libro, pero la morena de ojos azules se ha hecho un nombre por sí misma entrenando, a pesar de que ella jamás revelaría sus identidades, a estrellas de Hollywood como Jennifer Aniston, Demi Moore, Jennifer López y Kim Kardashian.

Es un método que ella desarrolló en California cuando subió de peso después del divorcio de sus padres. Entre sus 15 y 18 años, trató todas las dietas existentes en el mundo: "42 en total", dice ella, y decidió hacer una mezcla de todos estos métodos para crear uno que funcionara para ella y su papá, quien la siguió en este viaje de pérdida de peso.

Varios asuntos personales, incluyendo cáncer y la insatisfacción laboral, la persuadieron para ayudar a otras personas a perder peso para siempre con un sencillo y equilibrado programa, acompañado por el asesoramiento experto de los nutricionistas de escuelas como Stanford y Yale.

Pero lo que a sus clientes les gusta realmente de Orsoni es su "discreción".

"A menos que amablemente estén de acuerdo, nunca revelaré el nombre de un cliente", dice la entrenadora. Es a través de Jason Moore, ex manager de Paris Hilton, que Valérie conoce a la mayoría de ellos. Por lo general, ella no trabaja con ellos durante mucho tiempo.

"La fama hace que sea muy difícil hacer algo a largo plazo. Ellos siempre están ocupados entre su manager, el agente, el gurú de turno, los amigos o la última moda en su interminable búsqueda de la perfección", explica.

Sin embargo, con el método de Orsoni, "uno realmente tiene que dejar a un lado el ego", dice ella. "Lo que me entristece es cuando veo que toman la dirección equivocada y caen en una especie de esoterismo o alguna estúpida dieta extrema como el famoso Master Cleanse en la que sólo bebes agua con limón y pimienta de cayena. Por supuesto que pierden peso, ¡no comen! Pero es una completa basura".

Ella continúa: "Algunos de ellos están realmente motivados pero fácilmente se salen por la comida. Siempre encuentran excusas, y odio las excusas, especialmente cuando se hacen los cansados porque estuvieron de fiesta toda la noche bajo los ojos de los paparazzi. Si este es el caso, por lo general nuestras colaboraciones no duran".

Fue el hecho de tratar con excusas lo que sembró a la experta de fitness nuevas ideas para darles motivación, que comparte en sus libros. "Una de ellas me dijo que le molestaba ponerse su ropa de gimnasia por la mañana. ¡Le dije que durmiera con la ropa!" Y el hecho de que todo el mundo esté escudriñando tu peso y rutina de ejercicios no siempre es suficiente para despertar a algunas estrellas: "Ellos hacen tantos programas de televisión y alfombras rojas, no es suficiente motivación", confiesa Valérie.

¿Cómo asegurarte de que el peso perdido se vaya para siempre?


• Antes del desayuno, beber un jugo de limón con agua a temperatura ambiente

• Unos minutos más tarde, beber un sobacha casera (té de alforfón)

• Camine durante 30 minutos antes de comer el desayuno (funciona también antes del almuerzo o la cena)

• La “regla no hay excusas": cualquiera que sea la razón para no hacer ejercicio, siempre hay una solución

• Reduzca el consumo de productos lácteos en lo posible

• Coma por lo menos tres alimentos de desintoxicación al día

• Aprender a respirar correctamente para reducir el estrés

• Cuando vayas a la cama, apagar todos los dispositivos electrónicos (sí, incluso tu teléfono) y déjalo en otra habitación para evitar cualquier perturbación durante la noche

Por otro lado, también tienes a los de "buen comportamiento", que se despiertan a las 4:30 de la mañana a hacer ejercicio y no se atreverían a meter papas fritas en su boca. Victoria Beckham, por ejemplo, comienza su día a las 6 am con una clase de gimnasia dirigida por la entrenadora Tracy Anderson. También hay un secreto motivador que a nadie realmente le gusta admitir: la rivalidad con un competidor, ya sea para un papel o por un hombre, sin duda puede ayudar a salir de la cama por la mañana. "Quieren ser más flaca que la nueva novia de su exnovio," se ríe la entrenadora.

Para ayudar a sus famosos clientes abordar los kilos de más antes de rodar una película o desfilar por la alfombra roja, Orsoni hace que hagan una desintoxicación, comiendo "en su mayoría plantas y mariscos no fritos, por supuesto. Es una mezcla de alimentos bajos en IG y alcalinizantes como papaya, piña, fresas, nectarinas, y las semillas germinadas y nueces, que también les dará una piel radiante".

Para un "plan de emergencia", ella también les receta una sesión diaria de sauna de infrarrojos, para mejorar la circulación y estimular la piel. Otro consejo de la entrenadora: "Una hora antes de ponerse el vestido y el maquillaje, algunas flexiones realmente definirán el músculo y hará una diferencia en las fotos", bromea. A la larga, sin embargo, ella no recomienda eliminar alimentos. "Mi programa se basa en la no-culpabilidad. Creo que privarse sólo hace que sea más probable que compenses después y vuelvas a subir el peso de nuevo". Todos felizmente nos atenemos a esa regla.