Según un reciente estudio publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, el deseo sexual femenino no es puramente hormonal sino que está relacionado con la estabilidad emocional de la mujer con la otra persona.

Una investigación de CNN demuestra que las mujeres necesitan algo más que un simple encendido.

El papel de la testosterona

La ciencia explica el deseo sexual en base a los niveles de testosterona en sangre. En el caso de los hombres, esta hormona les ayuda a mantener la erección durante el coito, mientras que para las mujeres actúa especialmente aumentando su libido.

El origen del deseo sexual femenino

Para llevar a cabo el estudio tomaron muestras de sangre de tres mil 302 mujeres y observaron la presencia de hormonas reproductivas y controlar la cantidad de testosteronaen relación con el deseo y excitación que mostraban.

Los resultados del estudio mostraron que las mujeres cuyo estado de ánimo era más estable y se sentían tristes en menos ocasiones, sentían un mayor grado de deseo sexual y mantenían relaciones más placenteras.

Estar satisfechas emocionalmente en su relación tenía más influencia en el deseo sexual que los niveles de testosterona u otros factores biológicos.

Según este estudio, el estado de ánimo y tener una sensación de salud y bienestar general, son clave para que las mujeres tengan un mayor deseo sexual.