La polémica decisión por parte de Instagram para censurar la etiqueta #Curvy o #Curvas, se debe a que, según la red social, dichas imágenes han sido utilizadas con fines pornográficos y violan la regulación de servicio del sitio, lo cual ha suscitado la discusión de cómo se describen los cuerpos de las mujeres en Instagram.

Los pronunciamientos no se han hecho esperar, la editora jefe de Plus Model Magazin, Madeleine Jones, escribió en el sitio de web:

"Instagram ha decidido eliminar la etiqueta #Curvy, ya que la estaban usando compañías de pornografía. Mientras todavía se pueden buscar muchas etiquetas cuestionables, nos preguntamos qué lógica tiene esta medida tan radical", señaló. 

Según Jones, hay otras estiquetas despectivas que la red social permite, como “Skinny” (flaca), “fat” (gordo), “ugly” (feo) y “thin” (delgado) entre otras.