La islandesa Eva Rut Gunnlaugsdottir decidió darle un cambio radical a su vida y bajar de peso con el único propósito de lucir mejor en sus selfies.

Gunnlaugsdottir solía subir selfies a sus redes sociales, hasta que se dio cuenta de que su apariencia no era la que quería. Luego de esto se decidió a bajar de peso y documentar su gran cambio.

Al respecto, la mujer compartió a NY Post: "Los primeros días de la dieta fueron difíciles. Sin embargo, desde entonces he sido estable (...) siento que vuelo en una nube rosada".

En un lapso de un año, Eva Rut perdió 50 kilos (110 libras). Cada vez que la islandesa pretendía comer chocolate miraba sus autorretratos para evitar caer en ela tentación y esta estrategia le sirvió de mucho, pues vean su evolución en la siguiente galería de fotos.

Les recomendamos ver las imágenes en "tamaño completo".