Gavin Joseph Stone, de Illinois, Estados Unidos, fue golpeado por quienes él consideraba eran sus amigos, simplemente por que lo creían "diferente". Según el diario británico Daily Mail, la madre del joven publicó que su hijo había sido "ahogado, golpeado y abandonado en el pavimento para 'aprender una lección'".

Según Cortnie Stone, el jueves por la noche varios jóvenes hablaban sobre Gavin y dijeron que era raro y que observaba a las personas de manera "espeluznante". "El viernes decidieron tomar el asunto en sus propias manos y convertirse en 'jueces'; y por eso lo golpearon", afirmó la madre.

El resultado de la golpiza fue una conmoción cerebral leve, un golpe en el esófago, una fractura en la punta de su nariz y un hematoma en el ojo.

Gavin fue diagnosticado con el síndrome de Asperger cuando tenía tres años. "Él ha pasado años aprendiendo lo que la sociedad piensa que es apropiado y no es apropiado, y cómo actuar para no ofender a nadie o no sobresalir en situaciones sociales", señaló.

Cuando se identificaron a sus agresores, en vez de presentar cargos, el joven optó por enseñarles una lección sobre cómo se siente caminar en los zapatos de otra persona.

"Él no presentó cargos, pero pidió que realizaran servicio a la comunidad, que escriban un artículo sobre la enfermedad, y que miren una declaración en un video de 20 minutos que grabó para que así pudieran ver el daño que le hicieron y escucharlo desde su punto de vista".