La piel grasa es la más noble de todas, ya que se desmancha con más facilidad y se arruga menos. Así que toma nota de los siguientes consejos para mantener un rostro de envidia. 
 
Ojo con la higiene
No necesitas lavar tu rostro varias veces al día para eliminar el brillo de la piel grasosa, esto más bien acelera la producción de grasa. Lo ideal es lavarla una vez por la mañana y otra por la noche. Además, utiliza un gel que no contenga jabón.
 
Limpiadores oleosos
¿Te sorprende? Según el sitio cosmopolitan, el aceite tiene una afinidad natural con la piel, lo que hace que se absorbe y retiene la grasa natural.

En la galería encontrarás los demás consejos para una piel radiante.