Se vio en la Semana de la Moda de Nueva York: firmas como Telfar y Hood By Air mostraron una propuesta que tímidamente se ha acercado a la moda masculina, vestidos de líneas femeninas hechos para hombres, en los que revelen otro lado de su sensualidad.

En el caso de los diseñadores de Hood By Air querían mostrar siluetas que pudiesen usar los hombres y sus parejas femeninas, siguiendo la tendencia de la ruptura de géneros en la moda. Ahora las prendas masculinas (desde el smokin hasta los boyfriend jeans) han sido adaptadas para las mujeres, pero pocas veces se hizo lo mismo desde el otro lado. En Twitter recordaron la colección parecida a la del vestido en el que Angelina Jolie mostró su famosa pierna en los Oscar.

Otros diseñadores como JW Anderson fueron más allá y crearon vestidos con líneas exclusivamente femeninas. La última vez que se vio esto fue cuando se popularizó el uso de la falda masculina, a comienzos de milenio y fue la primera "novedad" para los hombres. Pero por supuesto, muy pocos se atrevieron a usarla.

Y como siempre, queda la pregunta: ¿Quién podrá usarla?