Con pocas excepciones, la alfombra roja de los Grammy Latinos siguen reflejando el particular gusto de las estrellas de la región por mostrar sus atributos, vestirse de lentejuelas y contrastar de manera poco sutil materiales como los encajes, las blondas y otros materiales usados para vestidos de gala.

De lejos, las mejores vestidas han sido íconos de moda reconocidos en América Latina, como la conductora argentina Eglantina Zigg y la estilista y exdirectora de moda de "People en español",  Kika Rocha. La actriz y modelo venezolana Chiquinquirá Delgado también ha destacado con su amplio vestido amarillo, tono perfecto que contrasta con su color de piel y figura. Natalia Jiménez hizo lo propio con su vestido morado.

También de amarillo , la actriz Jacqueline Bracamontes llegó sobria y correcta a la gala. Por su parte, Alessandra Ambrosio llegó con el Balmain que Kim Kardashian usó en los MTV Video Music Awards de este año, en un toque de "irreverencia". Lo mismo hizo Miguel Bosé, menos elegante que en otros años.

Por el contrario, la actriz mexicana Eiza González, con la mezcla de tul blanco y lentejuelas doradas que dan un efecto vaporoso, parece tener en su look un compendio de excesos. El vestido de la actriz y modelo colombiana Marcia Jones hubiese funcionado de haber cambiado el material de la falda o combinarlo con otro clutch.

Pero sin duda, quien encabeza la lista de peores vestidas es la cantante Violeta Martin, que reune todo lo que no se debe hacer en una alfombra roja: Un vestido poco favorecedor para su figura, un color que no va con su tono de piel y adornos en su vestido que ensanchan sus caderas.

La modelo Mayra Verónica, con su vestido péplum en satín champaña y brillos también reflejó todos los defectos de una estética que ya no es tendencia en las alfombras rojas de grandes premiaciones. Desirée Estrada, por su parte, mostró por qué los escotes siempre van a predominar en la gala, de manera exagerada. Ni hablar de Maité Perroni y su vestido negro, deslúcido y sin glamour.

En cuanto a los hombres, Ricky Martin y Juanes (con su deslumbrante esposa Karen Martínez), fueron los mejores en la categoría de moda. Sin extravagancias, mostraron cómo vestirse para los premios.

¿Cuál fue el peor vestido de la alfombra roja?