Suele suceder en la moda y en el arte. Cuando en 1971 Yves Saint Laurent lanzó su colección de sastres, fue catalogada como algo de "mal gusto". En plena época diluida de paz y amor y moda bohemia, era impensable que un diseñador sacase trajes masculinos.

Pero hoy por hoy, esta es una de las colecciones más representativas del diseñador y sus trajes son de culto.

Lo mismo pasa con las prendas y modas que ustedes consideran de personas "ordinarias" o "feas". Las marcas se apoderan de ellas y las venden montones de veces más caras para imponerlas como una moda. Sucedió con la estética punk y con la estética grunge. Y también con los crocs.

Porque Dior los sacó para esta temporada y quizás no podrían comprarlos.

Por esta razón, en la galería que acompaña esta nota verán 5 modas que ustedes odian, pero que las marcas de moda venden a precios (nada) razonables. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".