La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó el miércoles una inyección diseñada para derretir la grasa en la papada.

La FDA (siglas en inglés de la agencia) autorizó el fármaco llamado Kybella para utilizarse en adultos con grasa de moderada a severa en la papada. Es el primero en ser aprobado para Kythera Biopharmaceuticals.

Está creado a partir de una forma sintética de ácido desoxicólico, una sustancia química que, de acuerdo con la FDA, se produce en el cuerpo de forma natural y lo ayuda a absorber grasas. Destruye las células adiposas al desintegrar la membrana celular.

Los pacientes pueden recibir hasta 50 inyecciones en una sola sesión, señaló la agencia, pero los tratamientos deberían realizarse por lo menos con un mes de diferencia y cada paciente no debería recibir más de seis sesiones.

Kythera planea comenzar a vender Kybella en el segundo semestre de 2015. En documentos que presentó ante las autoridades, dijo creer que la inyección podría superar los 500 millones de dólares anuales en ventas.

La compañía con sede en Westlake, California, indicó que el ácido desoxicólico es un ingrediente seguro que se encuentra en otros fármacos autorizados. También ha solicitado aprobación comercial en Australia, Canadá y Suiza, y pretende venderlo en otros países.

Kythera, apoyándose en investigaciones de mercado y encuestas de dermatólogos, afirmó que los consumidores estadounidenses gastan más de 1.000 millones de dólares al año en inyecciones faciales como el tratamiento antiarrugas Botox y otros rellenos de la piel, y que se espera que la cifra siga aumentando. Muchos pacientes que se someten a ese tipo de tratamientos también estarían dispuestos a recibir inyecciones de Kybella para eliminar la grasa en la papada, indicó la empresa en documentos entregados a la comisión de valores.

No se aprobó que Kybella sea inyectado en otra parte del cuerpo. La FDA dijo que los efectos secundarios más comunes de la sustancia incluyen hinchazón, moretones, dolor, pérdida temporal de sensibilidad, enrojecimiento y endurecimiento en la zona de tratamiento.

Algunos de los efectos secundarios más serios podrían incluir problemas para tragar y lesiones en los nervios que pudieran provocar una sonrisa dispareja o debilidad muscular.

Las acciones de Kythera Biopharmaceuticals perdieron el miércoles 2,05 dólares, 4,3%, para cerrar la jornada en 45,59 dólares.

Un panel de consultores de la FDA recomendó la aprobación de Kybella el 9 de marzo. Desde el 4 de ese mes, las acciones de la compañía han subido 15%.