Una encuesta realizada por la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, afirma que entrar más tarde al trabajo aumenta nuestras horas de sueño y también la salud.

"Cada hora que las personas se retrasan del trabajo, ganan 20 minutos más de sueño", menciona el doctor Mathias Basner, uno de los principales autores del estudio.

La encuesta fue realizada a 124 mil 517 adultos estadounidenses para conocer sus hábitos de sueño y la influencia que tenían con su trabajo.

Los participantes dormían un promedio de seis horas al entrar a su trabajo a las 6:00 de la mañana y dormían siete horas y media cuando iniciaban su trabajo a las 9:00 horas ó 10:00 horas.

Anteriores programas de estudio señalaron que el trabajo es la razón principal de vigilia, lo que podría provocar la pérdida crónica de sueño. Sin embargo, esto podría prevenirse mediante estrategias que hagan las horas de inicio de trabajo más flexibles.

Las personas que no duermen bien por ir al trabajo muy temprano, reportan dormir tarde por seguir realizando actividades laborales.

La falta de horas de sueño provoca graves problemas para la salud como estrés, cansancio e, incluso, muerte neuronal, según la universidad estadounidense.

En la galería de fotos podrán conocer más datos respecto a este interesante estudio.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.