Un estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Óregon en Estados Unidos dio a conocer que beber vino o jugo de uva roja (moderadamente) ayuda a quemar grasas a quienes padecen sobrepeso.

Los hallazgos sugieren que el consumo de dichas bebidas podrían ayudar a las personas a manejar mejor su obesidad y trastornos metabólicos relacionados, tales como el hígado graso.

Uno de los componentes de estas bebidas, el ácido elágico, resultó particularmente potente: Se desaceleró drásticamente el crecimiento de las células de grasas existentes y la formación de otras nuevas. Además impulsó el metabolismo de los ácidos grasos en las células hepáticas.

En la galería de imágenes podrán conocer más datos respecto al descubrimiento.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.