No tener sexo regularmente podría afectar tu salud. Según algunos estudios han revelado que el sexo es la clave para mejorar el estado de ánimo, fortalecer tus defensas y disminuir los niveles de depresión, estrés o ansiedad.

El sexo:

Mejora el sistema inmune

Un estudio realizado por el Departamento de Psicología y el Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton reveló que las personas que tienen sexo seguido tienen mayores niveles de inmunoglobulina, un anticuerpo que actúa como defensa contra virus y bacterias.

Alivia los dolores

Los resultados arrojaron que bajo la estimulación vaginal las mujeres vieron un aumento en su umbral del dolor del 36 al 40 por cierto, mientras que durante un orgasmo se incrementó un 76 por ciento.

Reduce la ansiedad y el estrés

La actividad sexual reduce los niveles de estrés. Se les pidió a 24 hombres y a 22 mujeres que escribieran un diario de tu actividad sexual, luego tuvieron que realizar ejercicios aritméticos y hablar enfrente de la multitud. Las personas que reportaron mayor actividad sexual tuvieron una presión sanguínea baja mientras realizaron tareas estresantes.

Brinda felicidad

El sexo y la felicidad van de la mano. Los investigadores David Blachflower de la Universidad de Dartmouth y Andrew Oswald de la Universidad de Warwick en Inglaterra determinaron que las personas que tiene una vida sexual activa son más felices que aquellos que no tienen encuentros sexuales recurrentes.

Ayuda a dormir mejor

La hormona de la intimidad, la oxitocina, que se libera mientras se tienen relaciones sexuales promueven un mejor sueño. La buena calidad de sueño está relacionada con un mejor sistema inmune.

Fortalece la relación de pareja

Las parejas que tiene sexo frecuentemente tienen una relación marital positiva a comparación de aquellos que tienen pocos encuentros sexuales con su compañero. Además, beneficia la salud mental y física de las personas de acuerdo con el estudio realizdo por la Universidad de Princeton.