De acuerdo con un estudio de la Universidad de Tufts en Massachusetts, practicar sexo con una frecuencia menor a tres veces por semana aumenta hasta 3.5 más veces el riesgo de sufrir un infarto cardiovascular, sobre todo en mujeres.

La falta de sexo afecta también la vida física y emocional de las personas, quienes podrían ver mermada su salud si se combinan otros malos hábitos como el sedentarismo, la mala alimentación y el consumo excesivo de alcohol, cigarro y/o sustancias dañinas.

Factor de riesgo de enfermedades

De acuerdo con Issa Dahabreh, una de las principales autoras de este estudio, la falta de sexo y ejercicio físico aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias, hipertensión arterioesclerosis y colesterol elevado.

Según dice la experta, existe una relación directa entre los episodios cardiacos agudos y la muerte súbita con la falta de actividad sexual. Peligro que podría evitarse realizando alguna actividad física como caminar, trotar o andar en bicicleta.

Otros problemas que conlleva la falta de sexo son

• Afecta en la autoestima: tanto hombres como mujeres sienten insatisfacción y se consideran poco atractivos.

• Afecta la memoria: el sexo favorece la oxigenación del cerebro, por lo que podría ayudar a tener una mayor claridad mental, beneficio que no se consigue si hay falta de actividad sexual.

• Pocas defensas: la falta de coito también entorpece la cantidad de anticuerpos que se producen en el cuerpo hasta en un 30%.

• Más dolor y malestar: el sexo es un analgésico natural que ayuda a evitar el dolor. Sin los químicos naturales de bienestar, es más probable sentir malestar y dolor.

• Impurezas en la cara: el sexo también ayuda a evitar el odiado acné gracias a la producción de la hormona progesterona, otro beneficio que se pierde.

• Aislamiento: la falta de endorfinas repercuten en la manera como se percibe el mudo, lo que puede hacer que las personas se aíslen y no quieran convivir en sociedad. Pueden sentirse irascibles y malhumorados.

• Envejecimiento: el sexo también ayuda a mantener un semblante juvenil. El buen humor, la sensación de bienestar y el colágeno natural que se produce durante la relación sexual, se pierden.

• Estrés y enfermedades cardiacas: la falta de sexo genera mayor tensión y eleva el riesgo de sufrir padecimientos cardiovasculares. Como cualquier actividad física el sexo es muy bueno para el corazón, por lo que su práctica es muy saludable.