Después de un análisis de datos de la personalidad y el envejecimiento, con información recopilada desde la década de 1930, científicos de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, concluyeron que los amigos son los mejores “previsores” del riesgo de mortalidad de una persona.

Según el estudio publicado en la revista especializada “Psychological Science”, nuestros amigos más íntimos, aquellos que no pueden faltar en tu lista de invitados a tu boda, son buenos observadores y pueden predecir de manera muy fiable nuestra longevidad, con base en nuestros rasgos de personalidad. 

“Nuestro estudio demuestra que la gente es capaz de observar y evaluar la personalidad de un amigo con precisión suficiente para predecir con décadas de antelación una muerte precoz”, explica Joshua Jackson, líder de la investigación.

De acuerdo con Jackson, nuestros amigos miran esas características importantes relacionadas con la salud, ya que las personas observadas fueron capaces de hacerlo, aún cuando en la mayoría de los casos sus amigos tenían entonces buena salud.

Rasgos evaluados

De acuerdo con la investigación, los rasgos de la personalidad  analizados fueron la responsabilidad, la afabilidad, la apertura mental, la estabilidad emocional y la extraversión, aspectos relevantes en la salud emocional y física de una persona.