Según un estudio realizado en la State University de Florida, EE. UU., la píldora anticonceptiva puede alterar el atractivo que una mujer ve en un hombre, condición que desaparece cuando se suspende el tratamiento hormonal.

El estudio se determinó tras evaluar a 18 parejas de recién casados durante cuatro años, en el cual fueron encuestadas solo las mujeres. Las chicas que estaban utilizando las píldoras cuando conocieron a sus actuales parejas, experimentaron una reducción de su nivel de satisfacción marital tras interrumpir el tratamiento. 

El cambio más sobresaliente es que las mujeres ven menos atractivas a sus parejas y se sentían menos satisfechas con su matrimonio. 

“Muchas formas de anticoncepción hormonal debilitan los procesos hormonales asociados con las preferencias por el atractivo facial. En consecuencia, las mujeres que comienzan su relación cuando están consumiendo anticonceptivos hormonales y luego dejan de tomarlos pueden empezar a priorizar señales de aptitud genética, como el atractivo facial de sus maridos, en mayor grado que cuando estaban tomando anticonceptivos hormonales”, explica Michelle Russell, líder del estudio.

Tomar los anticonceptivos después de comenzar una relación no pareció tener eco alguno en estos parámetros