Un estudio dio a conocer que los niños que consumían habitualmente comida chatarra experimentaban un retraso de aprendizaje.

"Los efectos más graves se vieron en aquellos niños que consumían este tipo de comida todos los días", asegura Kelly Purtell de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos.

La muestra fue de ocho mil 500 estudiantes a los que se les realizó un exámen de conocimiento general. Los niños que obtuvieron calificaciones más bajas hasta por tres veces menores a las de los otros niños fueron los alumnos que solían consumir a diario este tipo de alimentoss.

En la galería de imágenes podrán conocer más datos interesantes del estudio.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.