Una investigación realizada por el Centro Oncológico Kimmel de Johns Hopkins, descubrió a través de un modelo estadístico que mide la proporción de la incidencia de cáncer, que muchos tipos de esta enfermedad se deben a mutaciones aleatorias.

El resultado fue que, dos tercios de la incidencia de cáncer de adultos a través de los tejidos pueden explicarse principalmente por la "mala suerte", cuando se producen estas mutaciones aleatorias en los genes que pueden impulsar el crecimiento del cáncer , mientras que el tercio restante se deben a factores ambientales y los genes heredados, se mencionó en el estudio.

"Cuando alguien se enferma de cáncer, las personas quieren saber de inmediato por qué", dijo Bert Vogelstein, oncólogo del Hospital Universitario de Medicina Johns Hopkins, en Baltimore, quien dirigió el estudio.

En la galería de fotos podrán conocer más datos importantes de este descubrimiento.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.