Una nueva investigación realizada por el Instituto Juan March de Madrid estudió la relación entre cuatro mil 561 parejas estadounidenses de mediana edad, con el fin de determinar si las actividades domésticas interferían en su relación.

Los resultados arrojaron que los hombres que hacen más tareas tradicionalmente "femeninas" tienen menos sexo. Esto debido a que los estereotipos de género persisten en el hogar y estas actividades son vistas como menos atractivas.

Los investigadores sociólogos encontraron que los hombres que trapean o limpian la cocina tienen menos relaciones sexuales que los hombres que no se molestan en realizar quehacer.

Los matrimonios igualitarios tienden a ser más felices que los hombres que realizaron más tareas femeninas. Además de que registraron tener más sexo que los que hacen tareas del hogar. "Lo que hacemos en la cama está fuertemente ligado a la forma de pensar de sí mismos como hombres o mujeres o como personas masculinas o femeninas", informó el doctor Pepper Schwartz, sociólogo de la Universidad de Washington.

En la galería podrán conocer más datos relevantes del estudio.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.