Las fiestas de diciembre están llenas de excesos y podría pensarse que en los meses siguientes todos los antojos se terminan. Sin embargo, no es así.

Un reciente estudio realizado por el Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Vermont y la Universidad de Cornell en Estados Unidos informó que luego de estas fechas, las personas siguen comiendo mucho debido a la constante compra de productos calóricos.

"La gente comienza el nuevo año con intenciones de comer mejor. Aunque eligen productos más saludables, también continúan comprando sus productos favoritos poco saludables, los cuales consumieron durante las vacaciones. Entonces, sus carritos contienen más calorías que en cualquier otra época del año", mencionó Lizzy Pope del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Vermont y quien dirigió el estudio.

"Queríamos ver cómo los propósitos de Año Nuevo y el final de las fiestas decembrinas impacta en los hábitos de compra de comestibles: cuánta comida se compra y cuántas calorías contienen los productos adquiridos”, señaló el coautor del estudio,  David Just de la Universidad de Cornell.

En la galería de fotos podrán conocer más datos de la investigación.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.