Investigadores afirman que beber con moderación puede hacernos lucir más atractivos y, por ende, atraer más miradas.

Una reciente investigación llevada a cabo por la Universidad de Oxford dio a conocer que después de ingerir una bebida alcohólica, nuestro atractivo facial es el ideal.

El estudio consistió en tomar fotografías de rostros de estudiantes cuando estos se encontraban sobrios. Posteriormente, les tomaron otras fotos luego de beber el prime trago y luego el segundo.

FInalmente, pidieron a gente al azar evaluar el atractivo de los estudiantes fotografiados. Los resultados arrojaron que las personas que habían bebido un trago eran percibidas más atractivas que cuando estaban sobrios. Cuando los estudiantes tomaron dos tragos o más se notaron menos atractivos.

En la galería de fotos podrán conocer más datos interesantes de la investigación.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.