¿Dudabas de la fuerza del amor? Un estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Sydney y de Regensburg, en Australia, descubrieron que la oxitocina, conocida como la “hormona del amor”, tiene un efecto sorprendente sobre el alcohol. 

En esencia, la oxitocina previene el efecto de la intoxicación alcohólica, ya que un acto íntimo ayuda a producir más hormonas.

Durante un experimento realizado con ratones, observaron que la oxitocina inducida paliaba los efectos, ya que permitía que continuaran sus actividades dentro de la jaula tras haber ingerido sustancias alcohólicas. 

“Descubrimos que las oxitocinas bloquean los efectos de la intoxicación del alcohol y previenen que actúe en lugares del cerebro que están vinculados al efecto de la intoxicación alcohólica; por ejemplo revertía casi completamente los efectos del alcohol, por la relajación de los músculos”, explica Michael Bowen, coautor del estudio.

 Esta conclusión ayudaría a realizar grandes avances en la lucha contra el alcoholismo.